Cebra

Equus quagga boehmi

Las cebras son todavía abundantes y están extendidas en África. Por su espectacular diseño y forma son uno de los animales más atractivos de la Reserva. De cuerpo entero totalmente rayado en blanco y negro con una línea poco visible en color marrón. Como curiosidad, al igual que las huellas dactilares en el ser humano no existe ningún ejemplar con las mismas libreas.

Este aspecto, aunque increíble, le sirve de protección cuando el animal se desplaza por la llanura. El calor y calentamiento de la tierra distorsionan la silueta del animal, que es confundido como manchas en el horizonte, por sus depredadores.

Si continuamos en la línea de la persecución o en el ámbito de la cadena alimenticia de la Sabana Africana, son las presas favoritas de los felinos; pero a veces en defensa de su vida, las cebras, con sus fuertes patas han asestado una coz a un león, rompiéndole la mandíbula. Podemos admirar como esta especie se junta con otras, como por ejemplo los antílopes, compartiendo el gusto de las praderas rasas con vegetación no muy alta; para que a primera vista puedan captar el peligro constante. Son animales que en carrera pueden alcanzar los 65 Kms/h. Infatigables durante muchos kilómetros, logran ganar a su adversario por agotamiento.

Tienen un carácter asustadizo y nervioso, y cualquier movimiento o ruido extraño provoca la estampida del grupo, reuniéndose de nuevo una vez pasado el peligro. La gestación es de un año aproximadamente, luego dará a luz un potrillo, que después de 15 min., se levantará y mamará de la madre. Pasado un mes pesará alrededor de 25 kgs., y empezará a pastar, pero no dejará de alimentarse de la madre hasta los seis meses. El pelaje Serra, de dos centímetros de larga, lo irá perdiendo según vaya llegando la edad adulta.

Tiene un promedio de vida de 25 años, llegando en cautividad a superarla. En esta reserva se han adaptado a la perfección, y prueba de ello son las crías nacidas en nuestras instalaciones. Son animales que forman manadas de muchos miembros, la mayoría hembras y crías de ambos sexos, y con un macho (garañón) dominante. Las crías macho no representan ninguna amenaza para el macho dominante. En los combates por el liderazgo, el más débil huye, formando a su vez otro grupo, incluso de machos solteros.

Clase: 
Mamíferos
Orden: 
Perisodáctilos
Familia: 
Équidos
Alimentacion: 
Herbívoro