Dromedario

Camelus Dromedarius

El Dromedario, también llamado Camello de Arabia, es originario de las regiones desérticas de Arabia, por lo que resulta probable que fuese introducido por el hombre en África. 

De los mamíferos terrestres, el dromedario es, después de la jirafa y el elefante, el animal de mayor alzada con sus 2 a 2,5 metros. Tampoco es de despreciar los casi 3 metros de longitud. Su cabeza más bien corta, un hocico alargado y prominente, unos ojos muy expresivos y unas orejas muy pequeñas, hacen de esta animal uno de los más simpáticos de nuestra Reserva, puesto que dan la sensación de sonreír continuamente. Pero si tuviéramos que describir a este animal, sin duda hablaríamos de su “joroba”. Es aquí donde almacena la grasa y el tejido fibroso que constituye una reserva alimentaria para el animal en época de escasez, o como reserva en largas travesías en las que no tiene oportunidad de alimentarse.

En la época de celo, que se alarga desde enero a marzo, pierden el apetito; los machos se vuelven un tanto agresivos, rechinando los dientes ruidosamente y combatiendo con sus rivales.

La gestación dura casi 12 meses. La cría nace con los ojos abiertos y poco después se mantiene sobre sus patas y sigue a la madre. Al nacer el pelo es de color blancuzco, suave y bastante largo.

El dromedario está adaptado a vivir en zonas desérticas. Para los habitantes de estas zonas, este animal es además de un medio de carga, un excelente transporte, tanto por su resistencia como por la capacidad para recorrer largas distancias.

Clase: 
Mamíferos
Orden: 
Artiodáctilos
Familia: 
Camélidos
Alimentacion: 
Herbívoro