Hipopótamo

Hippopotamus Amphibius

El hipopótamo es el más corpulento y macizo de los animales que encontramos dentro del orden de los artiodáctilos, prueba de ello son sus espectaculares dimensiones: 3 a 5 metros de longitud y de 3 a 4 toneladas.

Nos llama la atención en el hipopótamo su tronco alargado y enormemente grueso, su cabeza casi cuadrada, con orejas y ojos minúsculos y unas grandes narices oblicuas y arqueadas. Su cuello corto y robusto; la piel es lisa, brillante de color gris, con manchas rojizas alrededor de las orejas y la nariz.

Extraordinariamente cortas son las patas, así cuando el animal anda sobre terreno pantanoso nos da la impresión de arrastrar el vientre por el suelo. El hipopótamo es un animal semiacuático y un excelente nadador, tanto le gusta el agua que puede permanecer la mayor parte del día sumergido, asomando solamente la nariz y las orejas. Su piel es de un grosor extraordinario y recubre una considerable capa de grasa, esto permite a nuestro amigo flotar sin el menor esfuerzo.

Cuando están fuera del agua, los vemos llenos de barro, éste, al secarse forma una costra espesa que les protege contra las picaduras de sus grandes enemigos, los mosquitos. Debido a sus grandes dimensiones, los movimientos de estos animales son tan pausados que pueden mostrar un aspecto sosegado, apacible y hasta simpático; sin embargo, no son inofensivos, especialmente cuando se trata de defender a sus crías.

El periodo de gestación de este animal es de aproximadamente 233 días, al cabo de los cuales nace una sola cría de casi 45 kgs. con la piel rosada. Su crecimiento es muy rápido, prueba de ello es que cuando cumple un año de edad puede pesar ya 200 kgs.

Suele agruparse en manadas de 15 a 20 ejemplares. El hipopótamo común ha sido diezmado o exterminado en gran parte de los territorios donde habitaba originariamente, aquí intentamos garantizar su supervivencia y que se sienta como en casa en nuestra Reserva.

Clase: 
Mamíferos
Orden: 
Artiodáctilos
Familia: 
Hipopotámidos
Alimentacion: 
Herbívoro