León

Panthera leo

El león pertenece a la familia de los félidos dentro del orden de los carnívoros. Son animales de cuerpo musculoso y largo, con unas extremidades cortas respecto al cuerpo y con cabeza grande. Los machos están provistos de una gran melena que en ocasiones le cubre el pecho y los hombros. La longitud que pueden alcanzar estos animales oscila entre 1,7 a 2,5 metros sin contar con la cola, que puede alcanzar el metro de longitud. El peso de un macho adulto se encuentra entre 150-250 kgs. El pelaje es de color castaño claro. Están provistos de garras con unas afiladas uñas y de una mandíbula fuerte y ancha que son sus herramientas de caza.

El león se caracteriza por el rugido que emite que puede ser escuchado hasta una distancia de 9 kms.

Los leones viven agrupados formando una manada, compuesta por un número variable de individuos, llegando, en ocasiones, a los 30 ejemplares. El león tiene un comportamiento depredador, la caza se produce fundamentalmente al atardecer y es realizada por las hembras que utilizan la técnica de acechar a las presas primero, y una vez que la tienen a su alcance se lanzan sobre ellas para derribarlas. 

Un león puede llegar a comer hasta 40 kgs. de carne de una sola vez, y pudiendo pasar hasta una semana sin alimentarse hasta lograr una nueva presa.

Respecto a su reproducción la hembra cría entre dieciocho y veintiséis meses en estado natural. La gestación de estos animales es de 110 días y suelen tener entre una y cuatro crías por camada.

Clase: 
Mamíferos
Orden: 
Carnívoros
Familia: 
Félidos
Alimentacion: 
Carnívoro