Rinoceronte Blanco

Ceratotherium simum

El Rinoceronte blanco es después del Elefante, el mayor de los mamíferos terrestres, puede alcanzar una altura hasta la cruz de 1,5 metros y superar los 3.000 kgs. A diferencia de lo que indica su nombre, su cuerpo es de color gris, pero si tuviéramos que describir rápidamente a este animal, sin duda el primer aspecto que se mencionaría serían los cuernos que presenta en la parte superior de su cara, los cuales son una herramienta indispensable sobre todo para extraer bulbos del suelo que, junto con la hierba y hojas, constituyen la base de su alimentación. No está de más mencionar que el delantero puede alcanzar 1 metro.

La única cría nace después de dieciocho meses que dura el período de gestación. Al día siguiente puede perfectamente seguir a su madre, la cual no dejará de amamantarla durante el primer año, a pesar de que la cría comienza a alimentarse de hierba a las pocas semanas de haber nacido. La hembra no vuelve a estar en celo hasta transcurridos dos años y es entonces cuando expulsa a la cría de su lado y se aparta del grupo mientras dura el apareo. Son estos en general animales de costumbres nocturnas y bastantes solitarios.

El rinoceronte blanco vive en territorios comunes, nomadea y pace con lentitud a lo largo del territorio, visitando de vez en cuando aquellos lugares en los que puede encontrar lodo o barro, con la finalidad de proteger su piel de los parásitos. Si bien es cierto que este colosal animal es un animal tranquilo y resulta poco agresivo que sólo ataca cuando se siente amenazado, no por ello deja de convertirse en un temido enemigo, no sólo por su corpulencia, sino por su principal arma de defensa, su robusto cuerno delantero; en este caso su embestida es fatal. El rinoceronte ha sido cazado durante mucho tiempo para conseguir sus cuernos puesto que se tenía la idea de que poseían propiedades afrodisíacas. A esto tenemos que sumar que en muchos lugares el hábitat de este animal se ha visto muy reducido por el aumento de los cultivos agrícolas. Con todo esto las poblaciones de rinocerontes se han mermado considerablemente.

Clase: 
Mamíferos
Orden: 
Perisodáctilos
Familia: 
Rinoceróntidos
Alimentacion: 
Herbívoro